DISEÑO CLÍNICA DENTAL EN TORRELODONES

El encargo fue implantar una clínica dental en un edificio protegido, construido hace 90 años para albergar la antigua fábrica de pan. La construcción presentaba los elementos característicos del patrimonio local: muros de carga de granito, cubierta de teja a dos aguas, huecos verticales enmarcados con grandes sillares y carpinterías de madera con elementos de forja al exterior.  En cambio, el interior se encontraba totalmente distorsionado al haber albergado diferentes actividades.

La premisa de los clientes era intentar ganar la mayor luminosidad posible, para ello concentramos los usos necesariamente opacos en el espacio central de la planta, dividiendo el resto de los espacios con mamparas de vidrio. Conseguimos así aprovechar la doble orientación de la finca, comunicar visualmente los espacios y percibir el espacio en toda su amplitud, huyendo de la imagen tradicional de vivienda oscura de piedra.

También se modificó el diseño de la escalera existente, creando una base sólida y pétrea en la primera planta y en la segunda con una estructura ligera y metálica, sin tabicas, para poder llevar la iluminación de unas ventanas situadas en la cubierta a las plantas inferiores.

Otro aspecto fundamental era conseguir un espacio sano, libre del radón que afecta a los pueblos de origen granítico, como Torrelodones. Para ello se implantaron varias medidas que garantizan la inocuidad del espacio: cámara de aire ventilada en contacto con la solera, lámina anti-radón y una ventilación mecánica controlada.

Los doctores, promotores de la clínica, son especialistas en ortodoncia, por lo que funcionalmente condicionó la distribución del espacio: En planta baja se dejaron los usos comunes a la clínica dental, como son recepción, sala de espera, despacho, aseo accesible, sala de rayos x y dos gabinetes. En planta primera se distribuyen en un espacio abierto pero separados por paneles de madera, 5 sillones dedicados a ortodoncia, un gabinete, otro despacho y la esterilización. La última planta, bajo cubierta, se dedica a un espacio multifunción, como office para empleados, sala de reuniones y sala de formación.

En cuanto a la iluminación, se diseña para esta clínica dental una iluminación concéntrica, que tiene como centro el elemento cerrado de cada planta y que se extiende por las cuatro caras de la vivienda, reforzando el efecto de espacio continuo, iluminado de manera uniforme.

En el diseño de esta clínica dental, se buscaba al fin y al cabo, un contraste entre la imagen exterior, de construcción tradicional local, con un interior limpio, luminoso y tecnológico, en el que los pacientes saben que van a recibir el mejor de los tratamientos.

 


Cliente: Clínica dental Ventureira y Aguilera

Año:  2019

Localización:  Calle Real 10. Torrelodones, Madrid

Fotografías: Iván Casal Nieto