Como todos los espacios de una vivienda, la cocina ha ido adaptándose a los cambios que han surgido en la sociedad condicionando las maneras de vivir y habitar un hogar. Cada vez más, en nuestros proyectos de viviendas integramos cocinas abiertas al comedor para conseguir espacios amplios e interrelacionados. En este artículo te contamos las ventajas e inconvenientes de este tipo de distribución.

Cocina y modo de vida

La evolución del espacio de la cocina tiene mucho que ver con el modo de vida de las personas. En la arquitectura tradicional, nos encontramos como en todas las culturas la cocina era el espacio de reunión de la vivienda, para calentarse en tiempos fríos y para el consumo de alimentos cocinados.

En las viviendas urbanas de principios del siglo XX en cambio, las cocinas pasaron a ser espacios cerrados, aislados y reservados para las mujeres o empleados del hogar. Por suerte, la incorporación de la mujer al mundo laboral y la aparición de los electrodomésticos modernos, han hecho que la cocina vuelva a ser en muchos casos el centro de la vida en familia.

Ventajas de la cocina abierta

Hoy en día, cada vez más gente prefiere volver a integrar la cocina al espacio de estar. Las tareas domésticas son compartidas y la gastronomía ha despertado enorme interés entre la población en general, siendo una afición y un motivo de reunión. Las cocinas abiertas al comedor proporcionan múltiples ventajas, entre las que podemos destacar:

  • Conseguir espacios abiertos y amplios en la vivienda:

Eliminar los tabiques divisorios siempre hace que ganemos amplitud, tu vivienda se percibirá como mucho más grande y espacioso. Además de poder ganar luminosidad con las entradas de luz natural de las que dispongamos.

  • Hacer de la cocina una tarea compartida por toda la familia:

La cocina abierta hace que todos los miembros de la familia, incluidos los invitados, puedan participar de la tarea de cocinar, servir la mesa, recoger. Ya no queremos que la persona dedicada la cocina esté aislada, sino que todo el mundo comparta la tarea y sea un espacio de relación más de la vivienda.

  • Potenciar relaciones más fluidas entre espacios:

Al realizar cocinas abiertas al comedor, e incluso a la sala de estar, compartiendo un espacio único y amplio, las relaciones entre espacios serán más fluidas y ricas. De manera que podrá haber personas en el sofá viendo el televisor y gente a la vez disfrutando de un aperitivo mientras se pone la mesa para comer. Consigue que fluyan las relaciones entre espacios interconectados.

  • Flexibilidad de usos: desayunos, cenas, aperitivos:

Además, si se dispone de una isla con barra o una mesa integrada, podrás flexibilizar su uso y realizar desayunos rápidos, o cenas entre semana. También es muy útil cuando hay invitados para tomar un aperitivo al rededor de la isla y después pasar a la zona de comedor. Las posibilidades de uso son infinitas, todas ellas recuperando la relevancia de la cocina dentro de la vivienda.

cocina abierta con isla

Inconvenientes de una cocina abierta

Las mayores preocupaciones de nuestros clientes, cuando se plantean hacer una cocina abierta al comedor, son las siguientes:

  • Olores en la casa

Es cierto que los olores fuertes en un espacio compartido se notarán, pero realmente tenemos varios aspectos que valorar: ¿Cuántas veces se hacen comidas que produzcan mucho olor? como un cocido o pescado frito… Seguramente sean pocas ocasiones en todos los casos, el resto de comidas probablemente tengan un olor agradable, como un postre recién horneado. Lo más importante es disponer de un buen sistema de extracción de humos. En una vivienda de obra nueva ya nos encargaremos de hacerlo desde un inicio así, y en una reforma debemos cuidar de no distanciar mucho la cocina de la salida de humos actual.

  • Desorden de la cocina

Este es otro punto que sí que es más difícil de solucionar. Algunos clientes nos dicen que son incapaces de mantener la cocina ordenada como para dejarla vista al comedor. Es por ello, que en esas ocasiones podremos plantear cerrar la cocina con una mampara de hierro y vidrio. Otro punto a analizar antes de renunciar a la cocina abierta, es si no podemos mantener la cocina ordenada por falta de espacio. Entonces sí podremos planificarlo para tener mobiliario funcional y de amplia capacidad.

Tipos de cocinas abiertas

A continuación, te indicamos algunos de los tipos de cocinas abiertas más populares:

Cocinas abiertas con isla

Las cocinas abiertas con isla son una opción que cada vez está más de moda. Las acostumbramos a asociar con casas grandes y de lujo, pero lo cierto es que no tienen porque ser una opción exclusiva de este tipo de vivienda puesto que las dimensiones de las islas de cocina pueden ser muy variadas.

El uso de una isla a modo de separación entre el salón y la cocina es un recurso muy bueno para integrar ambos ambientes y crear una barrera visual suave a modo de separación imaginaria. Además, hoy en día existen una gran variedad de materiales que permiten aplicar al la isla el estilo que mejor encaje con el resto de la decoración.

Ahora bien, es cierto para construir este tipo de cocinas necesitamos un espacio mínimo disponible. Para saber si se puede o no construir una cocina con isla en la vivienda podemos guiarnos con los siguientes criterios:

  • La altura de la isla debe ser la misma que de la resto de encimeras, aproximadamente unos 90 cm.
  • El ancho deberá ser también de 90 cm como mínimo.
  • La separación con las encimeras de enfrente también deberá ser de 90 cm mínimo, para que la persona que cocine pueda operar con comodidad.

Cocinas abiertas con cristalera

Las cocinas abiertas con cristalera están especialmente indicadas para aquellas personas que no se quieren arriesgar a una cocina abierta totalmente pero tampoco quieren la tradicional cocina cerrada.

Las cristaleras ofrecen esa amplitud que muchos buscan sin la necesidad de asumir los inconvenientes de las cocinas totalmente abiertas. La ventaja es que se puede optar por cristaleras correderas o abatibles y así poder tener una cocina cerrada mientras se cocina y una cocina abierta cuando no se estén generando humos u olores.

Cocinas abiertas con barra

Si bien los espacios diáfanos resultan visualmente muy bonitos y modernos, a menudo se nos hace necesario disponer de una separación, aunque sea visual, entre salón y cocina. Aquí es cuando las barras de cocina entran en la ecuación, puesto que son ideales como elemento de transición y, además, son muy funcionales puesto que colocando algunos taburetes pueden servir para desayunos o cafés rápidos.

Gestión integral del proyecto

Gestión integral del proyecto

En Alem arquitectura tenemos muy en cuenta todos los aspectos que definen tu proyecto. Nos encargamos de definir tu cocina trabajando codo con codo con proveedores de mobiliario y fábricas. La cocina formará parte del proyecto de diseño interior, en el que definiremos acabados, materiales, iluminación y mobiliario. Trabajamos con un método de gestión integral, encargándonos de todo lo que afecta a tu vivienda para que tú sólo te tengas que preocupar de pensar en cómo te gustaría vivir.

 

Algunos de los materiales y proveedores con los que trabajamos habitualmente son:

  • Silestone: Encimeras de piedra artificial
  • Neolith: Encimeras de cerámica
  • Fenix: Tableros laminados antihuellas
  • Blum: Herrajes para mobiliario