Alem arquitectura, un compromiso con la calidad

Alem” es un adverbio portugués que significa “más allá” y expresa nuestra filosofía: Proyectos más allá de la arquitectura para ofrecer un servicio integral.

Entendemos la calidad de nuestro servicio como la capacidad de ajustarnos a las necesidades de nuestros clientes, la capacidad de aportar valor añadido de forma que el resultado final supere las expectativas iniciales.

Hoy en día los consumidores somos cada vez más exigentes con los productos y empresas que nos prestan servicios, tenemos acceso a todo tipo de información que nos sirve para establecer comparaciones entre las diferentes alternativas. Además, cada vez valoramos más características, no únicamente el precio o el resultado final, sino la calidad del servicio prestado. Por ello, las referencias de otros consumidores son una de los aspectos más influyentes en la toma de decisiones.

Al contrario de los productos, los servicios son bienes inmateriales, por tanto, nuestro mayor empeño es generar experiencias positivas. Para conseguir un servicio de calidad, cuidamos todo el proceso que acompaña una obra, desde las primeras fases de diseño, la elaboración del proyecto, la consecución de licencias y trámites administrativos y por último la obra.

La estrategia de calidad que empleamos en Alem arquitectura incluye:

Minimizar el riesgo

Uno de los aspectos que intentamos minimizar es el riesgo asumido por el cliente, sabemos que un proyecto es una inversión importante, por ello en nuestro contrato de prestación de servicios habrá una cláusula que garantiza que en la fase de anteproyecto se harán todos los cambios necesarios para asegurar la satisfacción con la propuesta por parte del cliente.

Expectativas del cliente

Para conseguir un servicio de calidad necesitamos conocer las expectativas del cliente, qué espera conseguir, de qué manera, en cuánto tiempo, por cuánto dinero, etc. Para ello trabajamos con un “brief del cliente” en el que les ayudamos a plasmar todas sus inquietudes y necesidades.

Comunicación con el cliente

En Alem arquitectura consideramos que el éxito de un proyecto se basa en la buena comunicación con el cliente para generar confianza con el servicio contratado y poder entender sus necesidades de manera completa. Por ello no escatimamos en reuniones presenciales, y estaremos siempre disponibles para cualquier comentario o bien al teléfono o al correo.

Control durante el proceso

El cliente sabrá en todo momento en qué estado se encuentra su proyecto u obra, podrá conocer en qué se está trabajando en cada momento, el tiempo dedicado, los plazos de finalización de cada tarea y los trabajos que se harán a continuación. Entendemos que involucrar a los clientes en el proceso y mantenerlos informados es parte de la base de generación de confianza. En muchas ocasiones nos encontramos con que en las primeras visitas, los clientes no saben en qué consiste realizar un proyecto, para que se pueda valorar nuestro trabajo, consideramos fundamental poder transmitirlo en todo momento.

Evaluación final del servicio

Además del feedback que recibimos durante todo el proceso de proyecto y obra, recogemos las opiniones de los clientes en una encuesta final en la que valoran el servicio completo. De esta manera podemos mejorar cada día y conseguir satisfacer las expectativas de nuestros clientes.

Han confiado en nosotros: